INICIO

                Bienvenidos a mi blog, mi nombre es Diana y soy maestra en Educación Especial y espero que esta página os sirva de gran ayuda ya que en ella incluyo recursos que han sido de mucha utilidad para mí.

Un saludo.

 

 

PONTE EN EL LUGAR DEL OTRO: 

/ Para Personas con discapacidad intelectual: 

-Hablame a mí y no a mi acompañante. 

-Preguntame antes de ayudarme a lo mejor lo puedo hacer yo solo. 

-Ofrece tu ayuda sólo si parece que la voy a necesitar. 

-No decidas por mí, pregúntame. 

-Si soy un niño, trátame como a un niño. Si soy un adolescente, trátame como a un adolescente. Si soy una persona adulta trátame como tal. 

/ Para personas con déficit visual: 

-Cuando te acerques a mí, identifícate. 

-No te ausentes sin avisar. 

-Cuando comiences una conversación di mi nombre para que sepa hacia donde se dirige la conversación. 

/ Para personas con discapacidad motora: 

-Para hablar conmigo, recuerda que estoy en una silla de ruedas, no estoy a tu altura.  

-Pregúntame donde quiero ir. No me lleves de un sitio a otro sin preguntarme. 

-No te apoyes en mi silla de ruedas. Es parte de mi espacio personal. 

-Cuando te quieras comunicar conmigo: Cuéntame y Déjame que te cuente, ten paciencia y si no me entiendes por favor, Pídeme que te repita.  

-Respeta mi turno. 

-Mírame a la cara cuando me hables.No se lo digas a terceros. 

/ Para Personas con Dificultades en el habla: 

-Dame tu atención completa y no me metas prisa. 

-Mantén una actitud de animador, no me corrijas, ni termines mis frases. 

-Cuando sea preciso, hazme preguntas que requieran una respuesta corta. 

-Si ves que no me entiendes busca auxilio para la comunicación como dibujos o símbolos. Lo que te tengo que contar puede ser importante. 

/ Personas con déficit auditivo: 

-Si es necesario, consigue mi atención moviendo tu mano o tocando levemente mi hombro. 

-No tengas pena de comunicarme algo con lápiz y papel. 

-Hablame lentamente pero sin exagerar. ¡No grites! Utiliza el lenguaje de tu cuerpo y expresiones faciales. 

– Mantén el contacto visual conmigo.  

-Permite una vista clara de tu rostro, me permitirás que lea tus labios.  

-No me hables directamente en el oído.